¿Son buenos para la salud los alimentos fermentados?

Conoce en voz de un experto los pros y contras en la salud de los alimentos fermentados

El Dr. John K. DiBaise, especialista en Gastroenterología y Hepatología de Clínica Mayo, nos explica acerca de los mitos y realidades en torno a los provechos que podemos obtener o no de los alimentos fermentados.

La realidad es que pese a que suene esperanzador, la existencia de alimentos fermentados y sus beneficios son más todavía sugerencias, puesto que aún no están completamente comprobados y no se sabe que tanto puede tener ventajas en personas por ejemplo, que padezcan obesidad.

Plato de yogurt

Foto: Getty Images.

Sí, existen pruebas que respaldan el consumo de ciertos probióticos o alimentos fermentados para determinados trastornos intestinales, pero aún no se puede generalizar y decir que son buenos para todos.

Como comenta el especialista, la conclusión definitiva aún no existe, pero lo que se sabe es que en los últimos años las noticias sobre los posibles beneficios para la salud de los lácteos y vegetales fermentados, como el yogur, el kéfir, el queso añejo, el tempeh (pasta de soja), el miso, la col agria y varios más, no se han hecho esperar.

¿PROBLEMAS DIGESTIVOS?: MALA ALIMENTACIÓN Y ALGO MÁS…

Imagina, se cree que para obtener los beneficios de los probióticos (Yogurts), se necesita una dosis diaria de aproximadamente 10 mil millones de unidades formadoras de colonias, sin embargo, los alimentos fermentados se pierden dentro una amplia gama en lo referente a la dosis y al tipo de bacterias provechosas.

Algunos alimentos fermentados contienen probióticos suplementarios para así lograr una dosis elevada constante, mientras que otros pueden contener solo niveles moderados y bajos de cultivos vivos o incluso ninguno en absoluto.

Probioticos en el organismo

Foto: Getty Images.

No te vayas con la finta, los alimentos fermentados o también llamados probióticos, pueden formar parte de una alimentación sana y brindar ventajas para tu salud, sin embargo, también hay muchos alimentos que se venden con la promesa probiótica y son incapaces de ofrecer esos beneficios, además de poder contener elevados niveles de grasas saturadas y azúcar.

No olvides consultar a tu médico o nutriólogo para que él te indique los que más te convengan.

SHARE
Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD