¿Soltero en Navidad? Supera tu ruptura de una vez por todas

Navidad y fin de año son una excelente oportunidad para comenzar de nuevo. ¡También en el plano sentimental! Supera esa ruptura

Una separación es traumática por sí misma. No importa si fuiste tú quien decidió terminar con la relación recuperarse no es algo sencillo y mucho más cuando la ruptura se produce en fechas significativas como la Navidad. Si recién saliste de un truene con tu pareja debes aprender a enfrentar tu nueva vida en soltería. ¡No es malo! Por el contrario, estás frente a la oportunidad de conciliar contigo mismo y de definir lo que realmente quieres.

Es cierto que la soledad puede pesar más es fechas tan simbólicas como Navidad y Año Nuevo. Todo se observa alegre y pareciera que el amor pulula por todos lados. Es ahí que volteas y te encuentras buscándote y buscando una nueva oportunidad en el amor. Sí, es un periodo estresante y complicado emocionalmente, pero tiene remedio.

Al principio el panorama se vislumbra gris, pero depende de ti si te quieres hundir en la tristeza o trabajar para adaptarte a tu nueva libertad.

Fases de una ruptura de pareja

Etapa de ansiedad: Toma las riendas

La primera fase es de ansiedad y desesperación. Pensarás que te vas a quedar soltero o soltera para siempre, que no habrá nadie más que pueda fijarse en ti. Tal vez añores lo que tenías con tu ex pareja. El tiempo que te tardes en superar esta etapa depende del grado de amor y experiencias compartidas. Otro factor fundamental es si hay hijos y si la separación fue consensuada.

Todos los humanos somos diferentes y sentimos las rupturas de manera distinta. Si el rompimiento es paulatino, algo que se venía cocinando y que ninguno de los dos se atrevía a afrontar, será doloroso pero es probable que termines afrontándolo más rápido que si fue algo que no esperabas o si hubo infidelidad, engaño o algún tipo de violencia.

Los vacíos del principio serán muy evidentes. No sabrás qué hacer con tu tiempo sin tu ex pareja, te costará adaptarte a tus amigos y es posible que tengas una sensación de vacío. La buena noticia es que esto no dura para siempre, si no quieres.

 

[NO TE PIERDAS: 7 lugares perfectos para tu primera cita]

Etapa de aceptación: ¡Activa tu vida!

Reencontrarse a uno mismo es difícil, nadie ha dicho lo contrario, pero depende de ti si quieres pasarte toda la Navidad, Año Nuevo y el resto de tu vida, pensando en el amor que no fue, que fue mal o que te traicionó. Es momento de dar el paso para salir adelante. Mira el cambio de año como el inicio de un nuevo ciclo y trata de iniciarlo lo mejor posible. ¿Cómo? ¡Aquí tienes algunas propuestas!

No te encierres

De nada te sirve quedarte en casa autoflagelándote y lamentando lo que has perdido. No te dejes invadir por la tristeza, en su lugar analiza las ventajas de estar libre y busca alternativas para ocupar tu tiempo, sentirte bien, aprender algo o divertirte.

No busques a tu ex

Por más que sientas que morirás si no sabes cómo está o lo que hace de su vida, si lo stalkeas, persigues, preguntas por el o lo buscas, lo único que conseguirás será dañarte a ti y solo a ti. Nunca es bueno guardar esperanzas de una posible reconciliación porque alargarás la fase de superación.

No guardes

Cualquier cosa que haya pasado entre ustedes, trata de perdonarlo y de perdonarte a ti mismo. Esto no significa que olvides lo que se hicieron, sino que veas cómo puedes aprender de ello. Ahora sabes qué es lo que quieres y lo que no quieres. El rencor podría interferir en que retomes tu vida, libera tu alma y deja ir las cosas malas.

Ten paciencia

Te llevará tiempo acostumbrarte a tu nueva soltería. Afróntalo con optimismo y piensa que la vida te volverá a sonreír. No trates de encontrar una nueva pareja de inmediato, date tiempo para analizar lo que sucedió en tu relación pasada, pero sobretodo, date tiempo de reencontrarte, de volver a descubrir quién eres, qué es lo que quieres y cómo eres.

Acércate a los tuyos

Tu familia y amigos son tu apoyo en un momento como este. Ellos te escucharán sin prejuicios. Desahógate todo lo que necesites porque solo hablando podrás curar las heridas.

Termina un año, termina una relación, pero no termina tu vida. Es momento de que tomes tu camino y decidas seguir adelante.

SHARE
Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD