Sexo con robots: ¿para qué sirve? ¿hace daño?

Un experto revela el daño que puede hacer tener sexo con robots. Increíble, pero cierto

¿Estamos cerca de casarnos con robots? Esa es la pregunta que le hizo una revista de tecnología al sexólogo ruso Lev Scheglov para saber el impacto de la robótica en sexualidad. Auqnue el investigador acepta que lejos de ser ciencia ficción cada vez se está tocando más el tema en conferencias alrededordel mundo, creer que pueda existir una relación afectiva es ilusorio, dijo, puesto que la mayoría de las máquinas sexuales (por muy semejantes que sean a los humanos), solo están hechas para la satisfacción sexual más no para un intercambio que conjugue la parte emocional, amorosa y sexual.


En un artículo publicado en la revista Sputnik, Scheglov aseguró que la creación de un robot que pueda tener sentimientos reales es imposible. ‘Que pueda tener un complejo sistema sibconciente, que pueda tener sentimientos o tomar decisiones por su cuenta es muy complicado y prácticamente fuera de la realidad.

Entonces, ¿para qué sirven los robots diseñados para tener sexo?


De acuerdo con el especialista los robots sexuales son benéficos para personas con algún grado de parálisis o dificultad motriz, en este caso, les ayudaría a concretar el coito: ‘los robots sexuales pueden ser un buenos para inválidos en sillas de ruedas o personas mutiladas, para las cuales un encuentro romántico o el contacto sexual son bastante improbables’, comentó en dicha publicación. 

Sin embargo, para el Dr Scheglov para la mayoría el sexo con robots no es algo positivo: ‘El ser humano pierde su libertad de elección y su espontaneidad, y se condena a la soledad.  Igualmente, el sexo con un robot es una mera imitación, capaz de darnos un minuto de alivio. Y puede causar manifestaciones antisociales y autoaislamiento’, explica en Sputnik.


Sea como fuere, más allá de las consideraciones psicológica o sexológicas, las compañías siguen en la búsqueda del amante robótico perfecto. China, Japón y Reino Unido van a la vanguardia, y aunque aún no logran robots que puedan establecer una conexión emocional o que su apariecia sea 100% humanoide, sí hay avances, prueba de ello son las famosas muñecas Real Doll, cuya apariencia es sumaente ‘realista’.


Henrik Christensen, director del Instituto de Tecnología de Estocolmo, asegura que no es imposible que se logre un acto sexual avanzado con robots: ‘Dentro de muy poco será posible tener relaciones sexuales con robots que accionen y reaccionen a nuestros movimientos’, dijo. ¿Será?


SHARE
Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD