Prohibiciones sexuales en la Edad Media

Hoy en día parecen absurdas pero entre los siglos V y XV, la práctica del sexo era restringida e incluso prohibida

La Edad Media fue una época de oscuratismo. La moral religiosa implicaba obligaciones y reestricciones muy poderosas en la sexualidad humana. Los puntos de vista entre religiones varían. Algunas religiones orientales y africanas consideran el sexo como una expresión de lo divino, una forma de llegar a la iluminación.  Sin embargo, en la cultura judeocristiana de la Edad Media existió una fuerte tendencia para demonizar el sexo y la carne como uno de los grandes enemigos del alma.

A continuación algunas prohibiciones frecuentes, algunas de ellas persisten en la actualidad.

El placer sensual y las prácticas eróticas deben estar en función del sacramento religioso de la institución matrimonial hombre-mujer. Sólo pueden ejercerse dentro de dicho vínculo y en ninguna otra circunstancia. La unión matrimonial es indisolubre y monogámica.

  • La práctica del sexo debe estar destinado únicamente con fines procreativos. Se recomendaba el ejercicio de la virtud de castidad conyugal  en periodos infecundos.
  • Durante la práctica del sexo no debería haber caricias, besos lascivos y mucho menos sexo oral.
  • Se prohibe la práctica del sexo a través de posiciones extrañas.
  • Estaba prohibido mantener relaciones sexuales domingos, miércoles, viernes o sábados.
  • No se podía tener sexo desnudos y mucho menos ver las partes íntimas de la pareja.
  • Sólo se podía tener sexo una vez y mejor si no existía placer.
  • Si la mujer estaba en su periodo menstrual no podía tener sexo.
  • Si la mujer estaba embarazada no podía tener sexo.
  • Si la mujer estaba amamantando no podía tener sexo.
  • Estaba totalmente prohibido tener sexo en días festivos religiosos.
  • No se podía tener sexo en días de ayuno religioso.
  • No se permite tener relaciones sexuales con alguien que sea de otra religión.

 

[NO TE PIERDAS: ¿Para qué sirven los orgasmos en las mujeres]

 

Los castigos para quienes no respetaban la norma eran muy severos:

De acuerdo con el texto Cánones anglosajones escrito en el año 700 después de cristo algunos castigos a los desobedientes son:

 

  • Hombre que fornique con otro hombre o con animal debe ayunar 10 años.
  • Quien se toque sus partes íntimas debe abstenerse de comer carne durante 4 días.
  • Quien desee fornicarse a sí mismos debe ayunar 40 días.
  • Si es un niño quien se toque sus partes debe ayunar 20 días o recibir latigazos.
  • El que eyacule su semilla en la boca es el peor de los demoniso y deberá ser tratado como tal hasta el final de sus días.
  • Hombre o mujer que viole las reglas podrán ser castigados con la muerte, según sea el caso.
SHARE
Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD