Poderosos decretos para mejorar tu vida sexual

Reprograma tu mente para atraer lo mejor en tus relaciones amorosas, sexuales e incluso sociales

La mente es muy poderosa, no tengas duda. Todo lo que pienses, afirmes, desees o decretes es atraído de forma consciente o inconsciente a tu mundo ¡y en todos los ámbitos en los que te desenvuelves! Si tu pensamiento es pesimista, de desaliento, inconformidad o desconfianza? ¿Adivina qué es lo que generarás en tus relaciones?

Ya sea en el trabajo, en la casa, en tu economía, con tus amigos, con la pareja? Todo lo que decreta tu mente es lo que vas a cosechar en la vida.

Hombres y mujeres somos el resultado de lo que nos han dicho (y nos creímos) a través de cuentos infantiles, de los programas de televisión, las películas…  Uno de esos mitos es la búsqueda de tu media naranja, el amor de tu vida, tu complemento sexual. Esa es la razón  por las que tantas relaciones van en espiral: tras una serie de expectativas fallidas sobreviene la inseguridad y posteriormente un eventual resentimiento.

Muchas parejas acusan al otro de no estar a la altura de sus altos estándares de comunicación o en la cama. Pero cuando son cuestionados sobre sus propias acciones o actos fallidos se sienten heridos. Parece que todo está perdido en este sube y baja.

Este problema se acentúa en nuestra época en donde se está creando una cultura de insuficiencia crónica.  Si eres de los que no están conformes con sus relaciones afectivas. Si sientes que vas de una pareja a otra sin sentido, si te sientes vacío y el sexo ya no te satisface como antes, te invito a que reprogrames tu mente para atraer relaciones más saludables en el plano amoroso y sexual. Mantén tu ego bajo control, pero también cree que mereces lo mejor.

 

[NO TE PIERDAS: Escuelas del sexo, tendencia internacional, ¿necesitamos clases?]

Poderosos decretos para mejorar tu vida sexual

En esos momentos de indecisión, cuando te estás cuestionando si debes seguir ir a una segunda cita, si vas a romper con alguien o de plano estás tan abrumado y no quieres más sexo en tu vida, analiza, repite, piensa y afirma con decisión los siguientes decretos:

 

  • 1. No busco a mi ‘media naranja’ a través del sexo. Ninguna persona puede completarme porque YA estoy completo. Puedo tener un socio de vida, pero no es necesario que cambie nada de él (o de ella) y a la inversa.  Es decir, no tengo que cambiar nada por una pareja. Si cambio es para mejorar (por mí y para mí, no por alguien más).
  • 2.  Quiero una relación basada en el compañerismo. Amor y codependencia son diferentes. No necesito a alguien para ser feliz. Merezco una relación que me haga sentir bien.
  • 3. Este es mi cuerpo y merezco un placer total (como hombre o mujer). Recibir satisfacción sexual es natural y un gran gozo. Me permito mostrarme sexualmente porque soy atractivo (a).
  • 4. Me quiero, me respeto y me valoro sexualmente. El sexo es siempre divertido, fácil y placentero. Asumo con responsabilidad mi decisión de practicar el sexo con quien yo quiera y en el momento que yo lo quiera.
  • 5. Cuanto más expreso lo que me gusta en el sexo, más satisfacción genero.
  • 6. Puedo decir no al sexo y mantener el amor de mi pareja.
  • 7. Me apruebo a mí mismo por disfrutar del sexo. Soy una persona adulta con derecho a vivir su sexualidad plenamente.
  • 8. Cuido mi cuerpo porque mi condición física es protagónica en el acto sexual.
  • 9. Leo, investigo, experimento, juego y disfruto del sexo. Cada día es una nueva oportunidad para descubrir sensaciones placenteras a través del erotismo y la sexualidad.
  • 10. Mi derecho sexual termina cuando empieza el derecho sexual del otro. Soy responsable y respetuoso de la sexualidad de los demás.

 

 

¿Cómo hacer realidad un decreto?

Simplemente exprésala con total creencia, dila con tus labios pero tatúala en tu conciencia. Al principio puede ser repetida como un ejercicio mecánico, desprovista de objetivo aparente. Poco a poco tu mente canalizará esas palabras a lo más profundo de tu ser.

Reprograma tu sexualidad y logra plenitud. ¡Inténtalo! Lo único que no debes hacer en la vida es pretender que haciendo lo mismo obtendrás resultados diferentes.

SHARE
Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD