Mitos y verdades: El uso de las fajas

Mitos y verdades: El uso de las fajas
iStockphoto
Te contamos los beneficios de usar fajas para moldear tu cuerpo y te decimos sí es verdad que su uso te ayudará a adelgazar

Cuántas veces hemos escuchado que alguien recomiende: “ponte faja, fájate, sin faja no adelgazas, para sudar más, etc.”. Si bien es cierto que en el mercado existen un sin fin de fajas que tienen diferentes objetivos, hoy hablaremos de los mitos y realidades del uso de estas.

Las hay de varios tipos y materiales y todas te prometen lograr cosas muy distintas; existen las que te prometen moldear tu cuerpo y reducir medidas, mientras que hay otras que sólo te provocan sudar (térmicas).

Hay fajas que te prometen adelgazar o bajar de peso, lo cual puede ser algo muy difícil (incluso hay las que aseguran tener algas marinas en su tela), ya que las que te hacen sudar (fajas de neopreno), lo único que estás perdiendo a través del sudor es agua y minerales, y debes saber que en el sudor no hay ni un gramo de grasa, sólo te estás deshidratando, así que mucho ojo, la grasa se oxida en otro proceso químico y se expulsa por otras vías, no por sudor.

Hay marcas muy bien posicionadas en el mercado, hay otras lanzadas por famosas como la cantante y actriz Ninel Conde o Carolina Sandoval, presentadora de Telemundo.

Personalmente, creo que difícilmente una faja pueda hacerte adelgazar, o reducir medidas, pero lo que sí sé es que:

1.- Te puede dar soporte mientras te ejercitas.

2.- Te puede ayudar a verte maravillosa en un vestido ajustado.

3.- Sí te puede ayudar a moldear, con el tiempo.

4.- Mejora tu postura.

5.- Si acabas de pasar por el embarazo, te ayudará a regresar tus músculos a su postura original.

6.- También tras una cirugía como lipoescultura.

Ninel Conde tiene una cinturita de avispa, por ello es que lanzó su faja promoviendo su uso, si es que te quieres parecer a ella; por su parte, tras tener a su bebé, Carolina Sandoval se ayuda gracias a su faja colombiana, para regresar a sus medidas previas al embarazo.

TE PUEDE INTERESAR: MIRA A MICHAEL RENAUD EN BIKINI A MESES DE DAR A LUZ

Amo mi #cinturillaslimdeninelconde tú ya la tienes? @cvdirecto

Una publicación compartida de Ninel Conde🌟sitio Oficial (@ninelconde) el

Aquí puedes ordenarla YA #CinturillaSlimDeNinelConde http://www.cvdirectomexico.com/collections/frontpage/products/cinturilla-slim-de-ninel-conde-s1568

Una publicación compartida de Ninel Conde🌟sitio Oficial (@ninelconde) el

¿Faja o no faja?

Antes de tomar la decisión de comprarte una faja, seré muy sincera: ¡en verdad son algo incómodas!, aunque las usuarias aseguran que con el paso del tiempo te acostumbrarás.

Las hay sólo para la parte de la cintura, hay otras que traen piernas o brazos, todo dependerá de lo que tú necesites mantener en control.

También existen las fajas para el gym, las más famosas son de origen colombiano, estas te dan soporte y te van moldeando la cintura, al tiempo que te ves divina durante tu entrenamiento.

Toma en cuenta estos consejos antes de adquirirla:

–          Siempre pruébatela, camina y siéntate, si puedes incluso haz el ejercicio de ir al baño.

–          Checa que los materiales sean súper respirables e hipoalergénicos.

–          Verifica que sea fácil quitarla y ponerla.

–          Revisa cómo luce con la ropa puesta, que no se haga rollitos o se te vean pliegues en el cuerpo.

–          Las fajas prometen que te verás mucho mejor, algunas reducen hasta dos tallas al instante, pero verifica que no te saque gorditos donde antes no los tenías.

–          Intenta que sea un tono combinable, como el nude.

–          Trata que sea de la más alta calidad, entre mejores materiales, más cómoda será.

Faja de látex para adelgazar o reducir medidas
FOTO:iStockphoto

Una vez que la adquiriste:

–          Úsala gradualmente es decir, el primer día 2 horas, el segundo 3, y así sucesivamente hasta que la toleres el tiempo deseado.

–          No te duermas con ella, la noche es reparadora, por lo tanto la faja podría limitar tu oxigenación.

–          Comparte con nosotros los resultados.

Cuando hablamos de fajas me viene a la mente la palabra “corset”; que usaban nuestras abuelitas o mujeres de décadas atrás, y que sí: ¡tenían una cinturita de avispa!

SHARE
Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD