Gastos de emergencia: cómo ayudar sin afectar mis finanzas

Gastos de emergencia: cómo ayudar sin afectar mis finanzas
Foto: Istockphoto
Los recientes terremotos en México dejaron mucho por hacer y la solidaridad se manifestó, pero ¿cómo ayudar sin afectar mi cartera?

De acuerdo con la psicóloga Irene Rodríguez Rivera: “considero que el sentimiento antagónico del amor es el miedo, por eso salimos a las calles a amar solidariamente a través de la ayuda que damos desinteresadamente, para equilibrar nuestro propio miedo, para continuar caminando, para darle significado a lo vivido”.

Pero aunque el miedo y el amor nos muevan a ser solidarios con otros, también debemos cuidar nuestras propias finanzas para no encontrarnos en una situación económica difícil después.

El economista, Carlos Pérez nos hace algunas recomendaciones para cuidar nuestra cartera en momentos de crisis.

¿Qué porcentaje de mis ingresos fijos puedo destinar a ayudar a otros?

“Es difícil establecer un monto o porcentaje para todos, lo que considero importante es apoyar, y que éste no se convierta en un problema para mi, es decir, no debe desestabilizar mis gastos cotidianos, si se decide apoyar económicamente, podría ser mediante una donación a una institución que entregue comprobantes deducibles de impuestos”, recomienda el economista.

¿Cómo ayudo a reactivar la economía local desde mi cartera?

Para reactivar la economía desde nuestra trinchera pudiéramos canalizar nuestros gastos cotidianos a los pequeños comerciantes, las personas que en nuestra colonia o barrio venden los productos que necesitamos y no necesariamente en los grandes centros comerciales; en este momento los pequeños empresarios son los que resultaron más afectados.

Solidaridad

Foto: AP

Pasando la etapa inicial de emergencia, Carlos nos sugiere: “es conveniente evitar gastos superfluos siempre, pero hoy en día vale la pena contenerlo ya que no sabemos si en estos momentos incurriremos en gastos no planeados como ayudar en alguna emergencia ya sea a través de algún donativo o con apoyos a familiares y amigos”.

Lo más recomendable es tener contratados los seguros de auto, vida, gastos médicos (mayores y menores) y de vivienda para evitar gastos de emergencia a los que no podamos hacerles frente.

Es importante revisar constantemente que las pólizas de seguro se encuentren vigentes, esto incluye que los pagos estén al corriente y que los beneficiarios de las mismas estén enterados de su existencia.

Por ejemplo, en caso de que su vivienda haya sufrido daños (con los pasados terremotos en México) y se encuentre pagando el crédito hipotecario, es probable que contará con un seguro, póngase en contacto con la institución que otorgó el crédito para saber cómo reclamarlo.

Contar con un fondo de liquidez inmediata nos ayudará a hacer frente a situaciones no planeadas de emergencia, como el pago de gastos médicos después de un accidente.

Accidente

Foto: Istockphoto

¿Cómo hago mi fondo para casos de emergencia?

El fondo de emergencias puede conformarlo poco a poco durante un año, no requiere de una conformación inmediata; pero ello no significa que no le destine un porcentaje mínimo para al cabo del año tenerlo ya disponible; lo mejor sería tener ahorrado al menos un mes de salario, pero tres meses sería lo ideal, concluye el especialista.

También te puede interesar:

¿Falso o verdadero? Los hombres son superhéroes y no sienten miedo

Limpia la energía negativa de tu entorno y comienza a sanar

Comenta ahora
PUBLICIDAD