Consejos para tener sexo en una tienda de campaña

Consejos para tener sexo en una tienda de campaña
Foto: Istockphoto
Acampar es una de las formas más económicas de viajar y ¡sí es posible tener sexo dentro de una tienda de campaña! ¿Te animas?

Si estás pensando en salir de viaje con poco presupuesto o simplemente porque tienes ganas de dormir entre la naturaleza con tu pareja, no olvides empacar también los condones porque ¡sí es posible tener sexo dentro de una tienda de campaña!

Por supuesto que existen algunas limitantes como el espacio y la poca privacidad, pero estos consejos les servirán para darle rienda suelta a la pasión ¡Y no quedarse con las ganas de experimentar algo nuevo!

Sexo en silencio. Al menos que su escapada sea a un concierto súper ruidoso, deben practicar eso de mantenerse callados y emitir el menor número de sonidos que sea posible.

Despacio pero seguro. Los movimientos cuando comience la acción deben ser suaves, por si no quieren alertar a nadie y dar una función porno en vivo.

Suave pero sin exagerar. El piso de una tienda de campaña es duro, eviten los colchones inflables, ¡son una pesadilla! Mejor recubran el piso con un par de tapetes para yoga lo más mullidos posible.

Limpios y discretos. Una de las limitantes de acampar es la falta de agua corriente, así que empacar toallas húmedas para limpiarse los hará sentirse frescos sin necesidad de salir a buscar agua.

Mucha ropa es el reto. Independientemente del clima que exista mientras acampan, lo mejor es tener sexo con el mayor número de prendas posible. ¡Hay que estar siempre listos para cualquier interrupción!

Sexo

Foto: Istockphoto

Las posiciones recomendadas

El poco espacio disponible es la mayor limitante para echar pasión dentro de una tienda de campaña, así que te recomendamos hacerlo de cucharita aprovechando la cercanía que ofrece un saco de dormir doble; con el misionero deberán falta colocar algo mullido debajo de las nalgas de quien está abajo para evitar lastimarlo; de perrito perezoso, al colocarse en cuatro puntos deben hacerlo prácticamente tumbados, lo que favorece movimientos suaves y menos profundos.

Ya están listos para ahora sí hacer el amor bajo la luz de la luna y un millón de estrellas.

Comenta ahora
PUBLICIDAD