Como ir vestido a una entrevista de trabajo

¿Tienes una entrevista de trabajo? Una experta en temas laborales te da algunos tips para proyectar la mejor imagen y ser contratado

Seguramente has escuchado la siguiente frase: ‘No te vistas para el puesto que tienes, sino para el que quieres’. En teoría, las personas deberían ser contratadas por una cuestión de aptitudes y capacidades, sin embargo, ¿qué ocurre en la vida real? En una entrevista de trabajo, ¿en verdad es muy importante la imagen, y más específicamente, la vestimenta?

De acuerdo con Ivonne Vargas, especialista en temas laborales y autora del libro Contrátame, de Editorial Aguilar, este dicho tiene mucha verdad. ‘¿Qué pasa cuando vamos a una tienda y necesitamos preguntarle a un vendedor: nos acercamos con el que es más amable, huele bien, tiene una presentación pulcra, o vamos con el que tiene cara de pocos amigos y está todo despeinado y desaliñado? Lo mismo pasa con el resto de la gente: inspiran más confianza y autoridad las personas con una buena presentación, por lo que tienen más posibilidades de, en el futuro, ser consideradas para un puesto más alto’, explica.

NO SE TRATA SÓLO DE LA ROPA, SINO DE LA IMAGEN EN CONJUNTO

De acuerdo con la experta, en una entrevista de trabajo no sólo entra en juego la vestimenta del entrevistado, sino su imagen como un conjunto: ‘La imagen de alguien en una entrevista la compone su voz, su vestimenta, apariencia física, el lenguaje no verbal que proyecta y la puntualidad’.

SOBRE LA VESTIMENTA

Respecto a cómo vestirse para una entrevista de trabajo, Ivonne hace énfasis en que ‘vestirse bien’ no significa comprarse ropa cara, sino entender cuál es el código de vestimenta de la empresa y aplicarlo a la hora de la entrevista. ‘Una entrevista es como una primera cita, si luces descuidado te puede restar puntos, pero también si te vas al otro extremo y luces exageradamente arreglado o pulcro; por ejemplo, hombres mucho gel y mujeres, mucho maquillaje.

Otros detalles que menciona la autora que es importante cuidar a la hora de ir a una entrevista de trabajo son: el nudo en la corbata muy apretado, zapatos no boleados, uñas de color muy llamativo, collares muy pesados o pulseras que suenen mucho y puedan llegar a distraer al reclutador.

QUÉ SÍ

Hombres:

Sí a los trajes como primera opción o, mímino, un pantalón de vestir con corbata. Ahora, respecto a los colores, se recomiendan los tonos oscuros como azul o gris; no obstante, para un puesto directivo sí se recomienda el color negro, siempre y cuando esté acompañado de una corbata que haga contraste.

Camisas: optar por los tonos lisos como el azul claro, beige, blanco o por modelos con líneas delgadas. ‘Si estás aplicando para un puesto más creativo como diseñador, arquitecto, project manager, etc, se vale optar por una camisa más un poco más colorida (UN POCO) y contrastarla con una corbata rosa, amarilla, beige, etc.’, recomienda Ivonne y añade: ‘Zapatos bien boleados y que no se salga el calcetín blanco, por favor’.

Mujeres

Afortunadamente los trajes sastres no son estrictamente necesarios, para las mujeres la recomendación sería un pantalón recto, una blusa camisera (sin escote de preferencia) y un saco. ‘Ahora que si se quiere llevar falda, es válido, sólo cuiden que esta llegue debajo de la rodilla. Por último, también los vestidos son válidos, busca alguno que sea casual y que lo puedas combinar con un saco para darle más formalidad a la vestimenta’, señala.

Colores y accesorios: al igual que en el caso de los hombres, se recomiendan más los tonos lisos: grises, negros, azul marino, marrón y algún accesorio que contraste con la ropa; eso sí, que no sean excesivos o que no produzcan mucho sonido al moverse.

‘Es interesante que en el caso de las mujeres, estas producen más autoridad y pulcritud cuando va a una entrevista en tonos lisos que con alguna prenda estampada, eso mejor déjalo para la bolsa, por ejemplo’, señala la autora.

SOBRE EL CELULAR

De acuerdo con esta autora, uno de los aspectos que más hay que cuidar, y que forma parte de la imagen que proyectas, es el celular: ‘Antes de entrar a la entrevista, POR FAVOR, pongan el teléfono en vibrador y guárdenlo, NO LO PONGAN SOBRE LA MESA porque eso refleja que tienen prisa; ahora que si sí la tienen porque tienen que recoger a su hijo, por ejemplo, es mejor hablarlo desde el principio con el entrevistador, que sacar el teléfono a media entrevista’, sugiere.

SOBRE LA PUNTUALIDAD

Así como es un error llegar tarde, también lo puede ser el llegar muy temprano: ‘Lo que sugiero es que si llegamos a la entrevista con mucha anticipación, buscamos un café, nos tranquilizamos y 15 minutos antes de la hora pactada, vas a las oficinas por si te tienes que registrar, subir, etc.’

SOBRE EL CABELLO

Otro detalle que ocurre en las entrevistas y que hay que evitar, de acuerdo con la autora, es estarse tocando el cabello constantemente durante la entrevista ‘Esto distrae a los entrevistadores’, asegura.

via GIPHY

Pero respecto al peinado, Ivonne recomienda lucir lo más natural posible, sin importar si se lleva el cabello suelto o recogido (en el caso de las mujeres), lo que sí se debe de cuidar es no llevarlo en la cara al momento de la entrevista, incluso, si se lleva suelto, hacerlo a un lado.

Así que si vas a pedir chamba, recuerda que no solamente se trata de cómo ir vestido a una entrevista de trabajo, sino de cómo te desenvuelvas y cuánto cuides estos detalles que pueden hacer toda la diferencia.

Agradecemos a Ivonne Vargas, autora de Contrátame, las facilidades para la realización de este artículo. Más información sobre este y otros temas laborales: http://ivonnevargas.com.mx/

SHARE
Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD