¿Cómo elegir un campamento de verano para mis hijos?

Campamento de verano
Foto: Istockphoto
Existen un montón de propuestas para campamentos de verano para niños y adolescentes, ¡te damos algunos tips para elegir el más adecuado!

Practicar deportes extremos como la escalada y la tirolesa; hasta aprender sobre robótica o practicar algún idioma en el extranjero son algunas de las múltiples opciones que ofrecen los campamentos de verano o cursos de verano para niños y adolescentes. ¡Ya no te angusties más en vacaciones por ellos! Aprende a otorgarles un poco de independencia y mucha diversión durante sus vacaciones escolares.

Busca algo apropiado a su edad. Los cursos de verano son campamentos de verano urbanos, lugares en los que puedes enviar a tus hijos a divertirse y aprender cosas nuevas sin dejar de dormir en casa. Sus horarios son similares a los de la escuela y son aptos para niños desde edad preescolar.

Para campamentos de verano que impliquen dormir fuera de casa por algunos días o semanas, dependerá del nivel de madurez y autonomía que tengan tus hijos, a partir de los 8 años, no deberías tener problemas.

Pero si tu idea es un campamento de verano en el extranjero que le permita reforzar un idioma lo ideal es que sea a partir de los 12 años e iniciar con alguno de dos semanas. Un factor importante a considerar, es su nivel de dominio del idioma.

Busca algo apropiado a su edad

Foto: Istockphoto
Cada niño, un campamento. Elige el tipo de campamento de verano adecuado a su personalidad.

Si es muy tímido o tiene problemas para relacionarse con otras personas, lo mejor es un campamento temático de acuerdo a sus intereses; los deportivos, que impliquen realizar un deporte en equipo, le ayudará a aprender a relacionarse. La peor opción sería enviarlos a cursos de verano con actividades extremas como arrojarse de la tirolesa.

Muy activos. Mientras más actividades realicen, lo disfrutarán más, nada de tomar clases o permanecer por largos periodos sentados. ¡Ayúdalos a desfogar su energía!

Aunque sean hermanos no siempre tienen gustos e intereses afines, así que no los obligues a ir al mismo curso de verano. Lo ideal es que cada quien elija el que prefiere.

Cada niño, un curso de verano

Foto: Istockphoto

Organízate. Investiga lugares y diferentes opciones de acuerdo a los intereses de tus hijos. Trata de buscar comentarios de otros padres cuyos hijos ya hayan participado en él, eso te dará las referencias necesarias para saber si se trata de un lugar seguro y con el espacio adecuado.

Una vez que tengas su elección, comienza los procedimiento de reserva e inscripción, pon especial atención a este punto si optarán por un campamento en el extranjero, en ocasiones el costo total del campamento puede ser con un descuento previo estudio socioeconómico o bien con pagos diferidos.

No te quedes con ninguna duda, pregunta todo lo que te preocupe, mientras más conozcas el campamento al que asistirá tu hijo, más tranquilo estarás sobre una posible emergencia o imprevisto.

Organízate para enviar a tus hijos a un campamento de verano

Foto: Istockphoto

Equipaje. No se trata de llevar una enorme maleta, trata de enviar sus artículos de higiene personal en los tamaños adecuados al tiempo que estará fuera de casa. La ropa siempre deberá ser cómoda y ligera, una recomendación general, es marcarla para evitar pérdidas.

Cuida que el equipaje de tu hijo no sea excesivo

Foto: Istockphoto

¿Cómo es vivir en un campamento de verano? Por lo general son campamentos mixtos pero los dormitorios están separados por sexo y edad. Se elige un monitor por cada 8 o 10 niños. Lo más importante es respetar las reglas de convivencia para evitar conflictos y adecuarse a los hábitos necesarios.

La comunicación telefónica en ocasiones tiene ciertos horarios, así que los padres deben entender que no podrán hablar con sus hijos a todas horas; en ocasiones se ofrecen servicios de monitoreo vía web para tener acceso a puntos públicos y generales dentro del campamento en tiempo real.

Todos deben contar con servicio de enfermería y tener fácil acceso a un hospital cercano. Es importante que como padres notifiquen sobre las restricciones alimenticias de sus hijos por alergias o intolerancias, para que sea modificada su dieta; del mismo modo, notificar al personal sobre eventuales problemas de salud que pudieran presentarse y cómo manejarlos.

¿Cómo es vivir en un campamento de verano?

Foto: Istockphoto

¡Pierde el miedo! Y dale las herramientas suficientes a tus hijos para ser más independientes y vivan una experiencia única en su vida.

Comenta ahora
PUBLICIDAD