Mortal: Temperatura acumulada dentro de tu coche cuando está estacionado

Alguna vez te has preguntado qué tan mortal puede ser la temperatura acumulada dentro de tu coche

Seguramente has sido víctima de la impresionante concentración de calor que se acumula dentro de tu carro después de haberlo dejado estacionado expuesto al sol, por un tiempo determinado.

Tal vez suene irrelevante este acontecimiento que para muchos es demasiado cotidiano. Para algunas personas regresar a su coche hirviendo después de haberlo dejado por algunas horas expuesto al sol, es cosa de todos los días, y la solución simplemente consiste en abrir las ventanas para que salga el calor acumulado, prender el aire acondicionado y moverse del rayo de sol para que la palanca, el freno de mano, las vestiduras y el tablero comiencen a enfriarse.

Estas concentraciones de calor son mortales cuando alguna persona permanece dentro del coche sin tomar alguna de las acciones antes mencionadas.

Riesgos de la temperatura en un coche estacionado

Foto: Getty Images.

¿Pero qué es lo que sucede?

Dentro de un carro con las ventanas cerradas, es más rápida la concentración y acumulación de calor debido al efecto invernadero. La energía acumulada de los rayos uv se concentran en el volante del coche, en el tablero, en la palanca, en el freno de mano e incluso en las vestiduras, y no se diga si son de piel, vaya que queman; ocasionando así una concentración de energía que ha entrado pero no puede salir del carro.

Esto quiere decir que si la temperatura ambiente, por ejemplo, se encuentra a 24°C, dentro del carro existe una temperatura de 34°C si se deja por 10 minutos expuesto al sol.

Si la exposición es por 20 minutos con la misma temperatura ambiente, la temperatura dentro del coche será de 44°C y así consecutivamente, lo que peligrosamente podría alcanzar en 1 hora los 48°C.

Una persona por un tiempo determinado expuesto a esta concentración de calor, no podría sobrevivir. Ahora imaginemos aquellos niños que sus papás los dejan en el coche mientras van de compras o simplemente deciden no bajarlos y dejarlos que esperen en el carro. Esta situación es mortal.

La situación es delicada y existen datos que revelan que aproximadamente 38 niños mueren en Estados Unidos cada año, a causa de los carros que se calientan por dentro.

Con información de CNN.

SHARE
Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD