Los chiles en nogada cumplirán 200 años ¡Te enseñamos su receta!

Los chiles en nogada cumplirán 200 años ¡Te enseñamos su receta!
Los chiles en nogada son deliciosos y están a punto de cumplir años. No te quedes con el antojo y prepárate unos con esta receta

El chile en nogada, sin duda alguna es uno de los platillos más barrocos y laboriosos que hay dentro de la gastronomía mexicana, y está por cumplir 200 años de existencia.

Con la llegada del mes de agosto inicia de manera oficial la temporada de este platillo. Un buen chile en nogada no se comerá en febrero, de hecho la época ideal es agosto y septiembre. La causa de ello es porque sus ingredientes (por ejemplo, la nuez de granada) son producto de la cosecha de otoño.

Los historiadores aseguran que los chiles en nogada fueron inventados por las monjas Agustinas, para recibir al primer emperador de México, Agustín de Iturbide. Pero existe la leyenda urbana que cuenta que tres hermanas poblanas prepararón este manjar para recibir a sus prometidos, que por cierto eran soldados del ejército trigarante.

Sin importar sus orígenes los chiles en nogada han conquistado el corazón de muchos comensales y mexicanos. Te traemos una receta que se aproxima a la original:

Ingredientes:

9 chiles poblanos.

600 g de carne molida de res.

1 durazno.

2 manzanas chicas.

¼ de cebolla picada.

 Almendras fileteadas.

1 taza de nuez de castilla (peladas).

1 taza de leche.

100 g de queso crema.

Azúcar.

1 granada.

Piñones.

Aceite vegetal.

Sal.

Huevos.

Harina.

Preparación:

Corta las frutas en cubos pequeños.

Tuesta las almendras y piñones.

Pica el ajo y cebolla.

Calienta un sartén y agrega el ajo y cebolla. Después de un rato agrega la carne molida y sazona con sal y pimienta.

Reserva la carne (cuida que se haya cocido bien).

En el mismo sartén agrega las frutas y fríelas, no dejes que suelten sus jugos.

Retira las frutas del fuego y agrégalas a la carne. También pon las pasas, los piñones y las almendras.

Agrega todo de nuevo a un sartén y fríe.

En otro sartén asa los chiles poblanos, cuando estén negros pélalos y quita las venas.

Para preparar la mezcla del capeado, pon las claras de los huevos en un recipiente y bate hasta hacer espuma, agrega harina para que se inflen más.

Rellena los chiles con la carne.

Prepara un sartén con aceite. Pon los chiles en el capeado y de inmediato fríelos.

De manera aparte licua el queso crema, la leche y las nueces de castilla.

Sirve los chiles y ponles encima la mezcla de la nuez de castilla. Y decora con los granos de granada.

¡A comer!

Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD