Guy Santoro: ‘Como Chef considero que los cocineros que tenemos son como nuestros hijos’

'De papá aprendí a respetar toda la naturaleza, la siembra, cómo hay que regar, quitar las malas hierbas y ver cómo llega la primera fruta; el mejor momento para obtener ingredientes'

‘Mis niñas a veces quieren cocinar, ¡papá queremos hacer galletas!; entonces metemos la mano a la masa y enseño una vez o dos, hasta tres y así ellas ya saben hacerlo solitas’; así es como el Chef del Restaurante Almara, Guy Santoro nos platica cómo es compaginar la paternidad con la gastronomía.

¿Cómo es para usted combinar la pasión por cocinar con la paternidad?

‘Yo a los 15 años, iniciaba en el arte gastronómico, ahora creo que para hacer nuevos platillos siendo papá, pues somos un poco la punta de lo que es la perfección también, la tarea en el ámbito familiar también es buscar la perfeccion, aunque siempre trabajamos bajo presión,  es parte de un equilibrio’.

Para el Chef Santoro, es muy importante ser disciplinado, puntual y hacer un buen trabajo en la cocina; lo que es equiparable a ser un buen padre con los hijos; ‘queremos que los hijos sean igualitos a papá, que se apeguen un poco a todo esto’.

¿Cómo divide su tiempo entre ser papá y la cocina?

‘Alexia es mi hija más chiquita, ella enseña a sus amigas lo que ha aprendido del amor por la cocina. Y yo pienso que la vocación y todo eso viene más tarde, pero no saben si serán o no un talento en cocina o en otro ramo, mientras tanto aprovechamos el tiempo juntos’.

‘A veces es difícil, te dicen ‘es que tú papá, eres demasiado incisivo ‘; y entiendo, y me pongo en sus zaptos , cuando tenia yo 14-15 años pensaba igual’.

¿Cuál es uno de los mejores consejos que puede dar papá?

‘El mejor consejo que recibí de papá, es que cuando uno tiene una tarea, hay que hacerla efectivamente y caminar adecuadamente y cuando sientes que ya cumpliste con eso, en casa, en el trabajo o donde sea, sentir esa satisfacción; yo tuve muchas con lo que me enseñó mi papá, había momentos en que decías que no ibas a llegar y aún así seguiíamos con paciencia y se lograba’.

‘Otra anécdota que tengo,  es que yo nací en medio del campo, lo que aprendí es a respetar toda la naturaleza, la siembra, cómo hay que regarlo, poner atención de ir quitando las malas hierbas, ver cómo llega la primera fruta , cómo va creciendo y en qué momento hay que levantarlo en buenas condiciones’.

¿Cuáles son las enseñanzas que sirvieron para ser un gran Chef?

‘Creo que todo eso salió más tarde en mi profesión, el tacto, a qué saben las cosas, cómo se trabajan y cuál es el momento adecuado para usarlos‘.

‘El mejor consejo de un papá en la cocina, es que alrededor de nuestra profesión tenemos muchos alumnos y considero que los cocineros que tenemos son como nuestros hijos tratamos de guiarlos lo máximo que se puede, para poner las herramientas en sus manos y seguir en el mundo gastronómico’.

Cada vez que me llama uno, al igual que los hijos, piden algún consejo y según lo que estén preguntando, uno comparte recetas o secretos de carrera, somos una parte papá en la cocina’.

Así es como el Chef Guy Santoro, embajador de Monogram en México, vive la pasión por la cocina y la responsabilidad de ser padre en casa y con los futuros cocineros en México.

¿Alguna vez te imaginaste que así fuera el proceso de aprendizaje en la cocina?

NO TE PIERDAS: Mi hija y la gastronomía son la ‘Perfect Recipe’ de la vida: Darren Walsh / ‘Mujeres de humo’, conservando la Cocina Tradicional Mexicana

Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD