Cómo limpiar la licuadora: el vaso y motor

¿Amas los jugos y smoothies, pero odias limpiar después tu licuadora? Te compartimos estos tips que te van a facilitar la vida al lavarla

¿Por qué es importante limpiar la licuadora correctamente después de cada uso? No importa si tenemos una que funcione por presión o por centrifugado, todos estos aparatos de cocina nos acompañarán durante muchos años, si los cuidamos bien. Preparar un jugo o smoothie con una licuadora es lo más fácil y rápido del mundo, y su limpieza en realidad también es una tarea sencilla que apenas llevará unos pocos minutos.

Si incorporas a tu rutina el limpiar la licuadora inmediatamente después de utilizarla, la mantendrás como nueva durante mucho tiempo, además de tenerla siempre lista para usar en cualquier momento.

8 tips para limpiar el vaso de tu licuadora y el motor

1. Lee antes el instructivo. Sí, da flojera, pero es útil hacerlo aunque sea sólo una vez para tomar nota de las recomendaciones que se hacen sobre el mantenimiento y limpieza específicas de cada producto.

2. Para limpiar el vaso de la licuadora y el motor. Aunque la laves con esponjita y jabón lavatrastes, muchas veces por su forma, es difícil llegar a todos los lugares del vaso de la licuadora, por lo que se recomienda limpiar esas partes con un trapo húmedo o bajo el grifo, incluso si es la base del motor (sólo la base).

3. ¿Con qué tallarla? Utiliza siempre materiales y productos suaves, evitando los estropajos o cepillos abrasivos. En cuanto al jabón, elige los que sean neutros y ligeros para que no dañen los materiales.

4. No lo dejes para después. Acostúmbrate a limpiar la licuadora inmediatamente después de preparar un jugo o smoothie. No te llevas más de tres minutos, la tendrás limpia la próxima vez que la quieras usar y vas a alargar su tiempo de vida útil.

5. Apaga y desenchufa siempre el aparato antes de limpiarlo. Evitemos accidentes.

6. Optimiza. Si tienes lavavajillas, aprovecha para limpiar las piezas de la licuadora que sean aptas, para ahorrarte trabajo.

7. Cómo limpiar las manchas difíciles del vaso de la licuadora. Algunas frutas y verduras tienen pigmentos muy fuertes que pueden dejar manchas más persistentes. Para eliminarlas, echa una gotas de aceite de cocina en un trapo limpio o servilleta y frota con suavidad, verás cómo se eliminan con más facilidad.

8. Si todavía quedan residuos? Si algún día no has podido limpiar la licuadora justo después de usarla y los restos de fruta y verdura se resisten de ser eliminados, pon las piezas a remojar en agua caliente y jabón neutro durante unos minutos. Después enjuaga bien y verás cómo la suciedad sale sin problemas.

Deja las piezas limpias escurriendo unos minutos y después sécalas con un trapo limpio que no suelte pelusa, vuelve a colocarlas en la base de la licuadora y así tenerla lista para volverla a usar.

SHARE
Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD