Cocteles con pasión: mixiología inspirada en la seducción

Rubaiyat presentó su nueva carta de cocteles, serie del mixiólogo Pablo Jaimes, en la que sobresale el dulce sabor de la seducción

Un mixiólogo es un profesional de la bebida. A diferencia del bartender, el mixiólogo es un científico que conoce a la perfección los componentes de cada trago; sabe cómo y en qué cantidad mezclarlo; es un matemático con conocimientos de gastronomía, tecnología, mezcla, sabor y, por supuesto,  de bartender.

Ese experto es el encargado de crear cocteles. Porque no solo se trata de revolver líquidos sino de expresar emociones. Y eso es precisamente lo que nos presentan en la serie Rubaiyat Mixiology by Pablo Jaimes, seis tragos de autor que tuvieron como inspiración el dulce sabor de la seducción, momentos en la vida que nos hacen vibrar y amar a un ser querido.

‘Me inspiro mucho en momentos y sensaciones. Mi objetivo es reproducir lo que sientes  ese instante a través una bebida. Son cocteles que no terminan hasta que pruebas la última gota. Imagina que ves a un ser querido, te da la mano, te enamora. Ese proceso involucra vista, olfato, gusto y embriaguez, precisamente lo que te provocan estos cocteles’, dijo el mixiólogo Pablo Jaimes durante la presentación de la nueva carta de bebidas de Rubaiyat México.

Un toque mexicano y divertido

Rubaiyat es un restaurante de cortes basado en el concepto ‘de la hacienda al plato’ con productos de la casa. Se trata de un grupo muy grande que se encuentra en países como España, Brasil, Chile y Argentina. ‘En México tenemos dos años y nos faltaba ese toque Mexican divertido. Por ello estamos empezando a trabajar de la mano con chefs mexicanos para darle un toque nacional y adaptar nuestra carta al paladar del público mexicano. En la parte del bar invitamos al mixiólogo Pablo Jaimes para que nos creara una serie de mixiología pensada en nuestro gusto como mexicanos’, aseguró Rodrigo Velazquez, director de Márketing de Rubaiyat México.

De esta manera Pablo Jaimes se encargó de diseñar 6 cocteles que mezclaran la cultura mexicana, con un poco de toque brasileño. Debido a que en México nos gusta mucho el sabor dulce, todos los tragos tienen esa característica, pero también la pasión y seducción que caracteriza a esta región. Así, los tragos que se presentaron fueron:

Caipigin

Caipigin es una fusión México-Brasil. ‘Tomamos la ginebra que está muy de moda en el mundo,  pitaya roja que es un fruto que se da tanto en México como en Brasil. Un toque de cachaça, bebida muy popular en Brasil, una mezcla de frutos rojos exóticos, entre ellos los frutos de la pasión o maracuyá, así como cítricos. Lleva también un poquito de frambuesa y agua quina’, explicó Jaimes.

Esta preparación es muy fresca y es sumamente vistosa gracias a la pitaya. ‘Es un trago de seducción. Cuando veo los tonos rojos y rosas me imagino a una chica hermosa’, comentó el experto Pablo Jaimes.

Pecado

‘Con estos tragos jugamos con los placeres por eso se me ocurrió llamar a este Pecado Rubaiyat. Este coctel está inspirado en el Higo porque en el restaurante de Sao Pablo hay una higuera enorme y milenaria que cubre todo el edificio. El higo se relaciona con una fruta de abundancia, éxito y placer’, dijo el experto.

Además de higo, este trago también contiene mezcal, vino tinto, mermelada de higo de la casa y un toque de jugo de granada. El proceso de agitado es fundamental en mixiología: ‘El shake es muy importante porque es lo que integra todo.  Tenemos que escuchar con cuidado y cuando el hielo ‘rompe’ es que están mezclados los sabores’.

 

Alegro

Para este  coctel se utilizó vodka de pepino de la casa, un toque de sprite o refresco de limón,  así como un poquito de agua mineral. ‘Esta bebida tiene como particularidad el limón real que otros conocen como lima, eso le da mucha frescura’.

De acuerdo con Jaimes, todo trago se puede disfrutar en tres partes. El primer trago es cuando está completamente helado. En la medida que pasa el tiempo la mezcla toma cuerpo y adquiere más sabor. ‘El mejor sorbo es el último porque el paladar ya se acostumbró. El olfato y gusto integran todos los sabores’.

 

[NO TE PIERDAS: Cómo reconocer un buen mezcal]

Mantra

Para estar relajado, en calma y saborear lo simple de la vida, la propuesta es Mantra Rubaiyat. ‘Es un whiskey Jim Beam Bourbon un poquito más dulce que los wiskeys en general, un toquecito de amargo, mezcla de jugo de mandarina fresco y un toque de limón’.

El coctel estrella:  Ángel

‘Imagínense la mirada de un ángel. Imaginen esa sensación como cuando ven a un familiar o a un amigo. Este coctel está inspirado en un ángel, una musa o alguien que nos hace sentir algo bonito. Es la mirada de esa persona tan linda que nos hace sentir especiales. La vida está llena de momento y esos momentos son los que valen la pena’, cuenta Jaimes.

Ángel lleva jugo de lichi, champange Taittinger o un excelente vino blanco espumoso, así como elementos especiales (totalmente comestibles) para crear color, brillo y vaporosidad. ‘ Este es un coctel activo, completamente vivo y que no termina hasta que lo bebes completo. Los materiales que usamos son propios, ningún mixiólogo en el mundo los ocupa, son efectos que no cambian el sabor, no contienen azúcar,  se pueden consumir sin problema y le dan mucha vistosidad. Si lo ves de arriba el lichi parece un ojo y los brillos son como polvo de  ángel’, finaliza el mixiólogo.

FOTOS: Luz Carmen Meraz

SHARE
Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD