COMPATIBILIDAD DE GÉMINIS CON EL RESTO DE LOS SIGNOS DEL ZODIACO

AVERIGUA SI SON COMPATIBLES EN EL SEXO Y EL AMOR, EN QUÉ ASPECTOS NO ARMONIZAN Y CÓMO RESOLVER SUS DIFERENCIAS PARA UNA SÓLIDA UNIÓN

COMPATIBILIDAD CON EL RESTO DE LOS SIGNOS DEL ZODIACO

Las personas géminis son las más sociables y cambiantes del zodiaco. Tienen curiosidad por casi todo y les apasionan los temas intelectuales en donde se ponga a prueba su capacidad de raciocinio. Por otro lado son extremadamente alegres, adoran ser el alma de la fiesta, pero ojo: aunque se lleven con todo el mundo, solo a pocos los dejarán entrar en su corazón.

En el amor, Géminis necesita a una persona que sea estable, que admire su capacidad de cambio y que sea capaz de acompañarlo en sus locuras. Odian la rutina y también sentirse encadenados a alguien.

GÉMINIS Y ARIES

Estos dos signos juntos no suelen hacer la combinación sexual más explosiva, pues tienen diferencias marcadas. Aries tiene cierto pudor y no expresa sus gustos, Géminis se queda insatisfecho y con ganas de más. Por falta de diálogo no saben qué le gusta al otro. En la compatibilidad sexual chocan la mentalización de Géminis contra el apasionamiento de Aries. Aries debe poner especial énfasis en no decepcionar sexualmente a Géminis desde el principio, porque esto puede llevarlos al final de la relación.

Pero su compatibilidad en el amor puede ser muy interesante. Géminis es muy cerebral y la mejor forma de Aries de llegar a su corazón es siendo ingenioso y divertido. Y cuando las cosas se ponen difíciles y estalla la discusión, una buena risa siempre acaba con la tensión y los rencores.

Uno de los puntos fuertes para complementarse es el trabajo o los estudios, y esto puede llegar a formar una relación muy constructiva. El problema es que el carácter pensante de los geminianos tiende a intelectualizar el amor y Aries es mucho más visceral en los sentimientos, la racionalización choca con el apasionamiento y esto muchas veces termina imposibilitando el amor.Por otra parte, Aries es algo tímido, indeciso, infiel y no termina de entregarse por completo en su relación, lo que a Géminis le parece mediocre y egoísta, por lo que suele terminar haciéndose a un lado de la unión.

Géminis es un signo de aire, el aire es movimiento y por ello Géminis es libre y su mayor necesidad es la libertad de movimiento. Los signos de aire son los más emocionales del zodiaco, pero también son cerebrales porque para expresar sus emociones las pasan por el filtro de la mente, su herramienta principal. Géminis ama la compatibilidad mental, la conversación, discutir sus pensamientos e imaginar nuevas ideas. Razona, medita, busca poder comunicarse y compartir sus reflexiones, por lo que en general es sociable y se desenvuelve en el mundo de las relaciones.

Aries es un signo de fuego, un elemento de energía vital y naturaleza expansiva que tiene influencia directa en quienes lo rodean. El signo de fuego es activo, enérgico, entusiasta y lleno de vida. Contagia vitalidad y estar a su lado es un estímulo de motivación. Tiene una gran confianza en sí mismo, seguridad en lo que debe hacer y voluntad para hacerlo. Es creativo, intuitivo y busca expresar su carácter. Es muy independiente pero también egocéntrico y lo demás gira a su alrededor. Pero no siempre cuenta con el apoyo de los demás y se siente solo.

Un signo de aire y uno de fuego juntos es algo determinante en la relación, pues ambos elementos son poderosos y desenvueltos por naturaleza. Juntos forman una energía creadora que es como un incendio extendiéndose. El aire hace crecer al fuego, le da fuerza, dirección y perspectiva. El fuego le da al aire chispa, inspiración y reflexión. Son dos fuerzas que se estimulan mutuamente y los dos están interesados en la acción.

GÉMINIS Y TAURO

Se comprenden mucho el uno al otro, el buen carácter de ambos y la amabilidad para tratarse puede llegar a flecharlos, y en su unión la compatibilidad sexual es magnífica. A pesar de que no se deja atraer con facilidad, Géminis puede caer en las garras de Tauro tranquilamente, quien es lo suficientemente paciente para poseerlo si se lo propone. Además Tauro es muy cariñoso y tiene las armas de seducción necesarias para poder conquistar a Géminis si realmente le gusta.

A su vez, Géminis es feliz de tener cerca a alguien tan maravilloso como Tauro, que es lo suficientemente entretenido para mantener feliz al caprichoso Géminis. Además Géminis es hábil e ingenioso y le fascina ser consultado sobre asuntos con cierto grado de intelectualidad, por eso vive encantado al lado del siempre interesante Tauro.

Sin embargo entre Tauro y Géminis la compatibilidad en el amor no siempre es posible. Géminis es alegre y curioso, pero demasiado exigente, habla mucho y su conducta varía constantemente, mientras que Tauro es mucho más decidido y seguro de sus sentimientos. Géminis tiene una inquietud inagotable y le aterra que su relación se estanque en la rutina y que no pueda ser libre, por lo que se siente acorralado con Tauro. A Géminis no le gusta ser poseído con facilidad y esto le molesta a Tauro que por naturaleza es atormentado.

GÉMINIS Y GÉMINIS

La mujer y el hombre Géminis se atraen mucho debido a que ambos son muy sexuales y desprenden demasiado erotismo y sensualidad. Por lo tanto basan su relación en esa enorme compatibilidad sexual y seguramente disfrutan a más no poder esta parte del amor.

Pueden tener una excelente relación porque compatibilizan en que los dos son extrovertidos, conversadores, les gustan las relaciones sociales, tienen muchos amigos, son optimistas y solidarios. Para los Géminis la vida está llena de curiosidad y mucho mejor si pueden compartir conversaciones.

Sin embargo que sean del mismo signo no siempre significa que tengan que congeniar, pues la compatibilidad en el amor no siempre es posible. Sólo puede serlo si ambos potencian sus mejores cualidades, pero las diferencias más opuestas entre ellos pueden ocasionar la ruptura.

Si es verdad que los Géminis tienen una doble identidad, ¡esta relación involucra a cuatro personalidades! Y el problema puede surgir por el carácter contradictorio que tienen ambos y los cambios constantes en su manera de ser, lo que puede deteriorar la relación. Pueden trabajar en estos obstáculos, su compatibilidad en el amor puede ser muy buena.

GÉMINIS Y CÁNCER

Hay algunas cosas que los unen, como la seducción y la compatibilidad sexual. La relación es cómoda y divertida si existen intereses en común con los que puedan compartir su vida. Les va mucho mejor si Géminis puede hablar honestamente de sus sentimientos y Cáncer puede reírse de sus bromas. Esta unión puede tener buenos momentos e incluso progresar con el tiempo, pero tendrá que sobrevivir a tempestades porque ambos son muy distintos y su compatibilidad en el amor puede ser bastante conflictiva.

El espíritu de libertad de Géminis choca tremendamente con Cáncer que es muy posesivo con sus parejas, algo que invariablemente termina en enfrentamiento y no siempre hace posible una unión. Géminis no soporta la necesidad de entrometerse o interferir de Cáncer, y Cáncer no tolera la distracción de Géminis porque la siente como una incapacidad de comprometerse, y el espíritu cambiante de Géminis termina por cansar a Cáncer.

Géminis y Cáncer no son dos signos que frecuentemente suelen congeniar como pareja porque en muchos aspectos son radicalmente opuestos, pero pueden llegar a tener una auténtica amistad porque se tienen gran estima, admiración y respeto.

GÉMINIS Y LEO

Ellos comparten bastantes lazos, profesionales y amorosos. Géminis admira la inteligencia, tenacidad y lealtad de Leo, mientras que a él le fascina la autenticidad de Géminis. Juntos pueden tener buenas conversaciones, mucha diversión, amor y deleitarse el uno con el otro. También la compatibilidad sexual entre ambos es muy buena y puede llevarlos a tener una relación muy sensual y pasional.

Sin embargo, su compatibilidad en el amor no siempre es factible. Leo suele ser demasiado exigente y esto complica la situación, porque a Géminis no le gusta recibir órdenes de su pareja. El espíritu de Géminis es bastante libre, pero también Leo es muy independiente y esto los aleja hacia mundos aparte. Leo tiene aires de superioridad y Géminis es muy cambiante, y esto puede destruir todo lo bueno de la relación.

De todas formas siempre existen excepciones que pueden hacer relaciones bastante interesantes. Si cuidan algunas características personales que ambos tienen, la relación puede llegar a un buen punto.

GÉMINIS Y VIRGO

Aquí existe una buena unión mental, sus dos grandes mentes piensan igual y Géminis siempre tiene algo que decirle al analítico Virgo, quien almacena en su memoria cada palabra y frase que Géminis diga. Sin embargo, Géminis y Virgo no son dos signos que puedan unirse con facilidad, pues sus características personales son bastante diferentes y en la mayoría de los casos tienen pocas probabilidades de constituir una relación exitosa.

Entre ellos existe algo físico, pero no suelen experimentar una gran compatibilidad sexual. Hay cosas en las que estos dos signos son como el agua y el aceite. Géminis es demasiado independiente, extrovertido y sociable, mientras que Virgo es solitario y no le gusta aparecer en público ni demostrar sus sentimientos ante otras personas. Virgo se caracteriza por su fidelidad, lealtad y disciplina, en cambio Géminis es de carácter un poco frío, distante e interesado.

GÉMINIS Y LIBRA

Se complementan y se llevan muy bien: ambos son igual de coquetos y la atracción que sienten viene de la compatibilidad sexual que tienen. Libra es feliz con las constantes bromas de Géminis y con amabilidad y delicadeza le brinda la estabilidad que necesita el espíritu inquieto y aventurero de Géminis.

A su vez, Géminis se deleita con la extraordinaria forma de tomar y soltar de Libra, pues al fin encuentra a alguien que entiende que el amor no es poseer a la otra persona. Si definitivamente no logran que esto funcione puede ser porque por el momento no quieren estar en una relación.

Aunque la compatibilidad en el amor entre Libra y Géminis no siempre es posible y la relación puede ser algo difícil. Para llevarse bien deben dejar el lado libertino que tienen ambos. Géminis es enamoradizo, suele tener la idea de una relación muy cambiante y le encanta estar rodeado del sexo opuesto.

Al mismo tiempo Libra es soñador y romántico pero no exterioriza mucho su amor y por lo mismo muchas veces las relaciones sin compromiso son las que mejor le van. Si ambos sólo buscan tener este tipo de ?amistad amorosa?, la unión puede ser maravillosa.

Sin embargo esta unión de pareja puede funcionar muy bien, tener éxito y gozar de compatibilidad en el amor de muchas maneras, si dejan de lado las discusiones innecesarias, si saben combinar las buenas características de ambos signos y si logran conciliar sus diferencias.

via GIPHY

GÉMINIS Y ESCORPIÓN

Estos dos signos se distinguen inmediatamente de los demás porque entre ellos llega a existir una atracción fatal. Escorpión puede llegar a arriesgarse por la relación, mientras que Géminis puede resolver cualquier misterio de Escorpión, incluso quién vive en su corazón.

La relación comienza con una pasión fascinante porque tienen algunas cosas que los unen, pero luego va debilitándose. Pueden tener momentos de pasión electrizante, pero cuando comienzan a conocerse más, surgen los aspectos negativos del carácter cambiante y cambiante de ambos, empieza a apagarse la compatibilidad sexual y la relación puede terminarse de la noche a la mañana.

El coqueto Escorpión es demasiado superficial para Géminis, quien considera mucho las cosas que Escorpión nunca toma en cuenta. Escorpión suele ser muy celoso y eso le molesta a Géminis por su carácter libre. El sensible Escorpión malinterpreta el sentido del humor frío y distante de Géminis, sus comentarios lo lastiman, se disgusta por su incomprensión y se venga con malicia. Los silencios de Escorpión echan a perder el interés de Géminis en la relación, a quien se le acaba la fascinación por Escorpión y lo abandona.

Sus diferencias pueden ser irreconciliables, pero pueden disfrutar de una apasionada y corta relación, aunque Escorpión siempre regresa a Géminis.

SAGITARIO Y GÉMINIS

Sagitario es el signo que suele hacer con Géminis la combinación sexual más explosiva. El elemento aire de Géminis aviva el elemento fuego de Sagitario, por lo que siempre quieren más. Se llevan de maravilla en la cama, son originales y divertidos. Se excitan mutuamente con imaginación, palabras y fantasías. La pasión que los une es muy fuerte.

Su compatibilidad en el amor puede ser magnífica, pues desde el principio existe una gran atracción entre ellos y se entienden muy bien. Sagitario se caracteriza por su gran ternura, comprensión y facilidad de darle cariño a Géminis, con lo que éste queda cautivado y entra con total enamoramiento en la relación. Con el incansable Sagitario, Géminis recorre el mundo, conoce nuevas personas y escribe muchas de sus vivencias. Géminis sabe descubrir mejor que nadie quién es realmente Sagitario, sólo necesita tomarse su tiempo y hacerlo a su manera, y Sagitario es feliz de ser amado por alguien tan único como Géminis.

Para los Géminis no hay mejor pareja que los Sagitario, pues la complicidad entre ambos signos es sumamente fuerte y se da fácilmente. Además se complementan como nadie; mientras Sagitario admira que Géminis lleve a cabo proyectos que a él le son casi inalcanzables, a Géminis le fascina la capacidad de Sagitario para profundizar en temas interesantes.

Pero el tiempo puede jugarles una mala pasada y tener inevitables encontronazos por sus diferencias de personalidad. Géminis suele ser un poco frío y distante, y Sagitario siempre está en busca de amor y ternura, y en ocasiones puede ser que Géminis se los dé sólo para conseguir lo que quiere.Géminis suele también ser muy crítico y puede dañar a Sagitario, pero si logra calmar su temperamento, la relación suele ser perfecta. También el carácter cambiante de Géminis puede llegar a exasperar a Sagitario, quien termina buscando en otro lugar lo que no consigue con Géminis.

Géminis es un signo de aire y el aire es movimiento, por lo que Géminis es libre y su mayor necesidad es la libertad de movimiento. Los signos de aire son los más emocionales del zodiaco, pero para expresar sus emociones las filtran por la mente. El signo de aire ama la compatibilidad mental, conversar, discutir sus pensamientos e imaginar nuevas ideas. Razona, medita, busca poder comunicarse y compartir sus reflexiones, por lo que en general es sociable y se desenvuelve en las relaciones.

Sagitario es un signo de fuego, un elemento de energía vital y naturaleza expansiva que tiene influencia directa en quienes lo rodean. El signo de fuego es activo, enérgico, entusiasta y lleno de vida. Contagia vitalidad y estar a su lado es un estímulo de motivación. Tiene una gran confianza en sí mismo, seguridad en lo que debe hacer y voluntad para hacerlo. Es creativo, intuitivo y busca expresar su carácter. Es muy independiente pero también egocéntrico y lo demás gira a su alrededor. Pero no siempre cuenta con el apoyo de los demás y muchas veces se siente solo.

Un signo de aire y uno de fuego juntos crean algo determinante en la relación, pues ambos elementos son poderosos y desenvueltos por naturaleza. Juntos forman una energía creadora que es como un incendio extendiéndose. El aire hace crecer al fuego, le da fuerza, dirección y perspectiva. El fuego le da al aire chispa, inspiración y reflexión. Son dos fuerzas que se estimulan mutuamente y los dos están interesados en la acción.

GÉMINIS Y CAPRICORNIO

Son signos totalmente opuestos en ciertos sentidos y su compatibilidad en el amor no es demasiado probable. La relación puede empezar bien en algunos aspectos, pero luego dificultarse y lo más factible es que no llegue a funcionar.

Capricornio se siente complacido de estar con un Géminis a su lado, y éste a su vez siente que Capricornio sabe tratarlo como se merece. Pero sus personalidades distintas se dan encontronazos, uno actual y el otro conservador, uno original y el otro convencional. Capricornio es demasiado formal y necesita mucho aguante de alguien tan joven de corazón como Géminis. Capricornio busca estabilidad y calma, y por momentos no acepta el carácter dual de Géminis.

Capricornio no disfruta ser desafiado por la inteligencia y excentricidad de Géminis, a quien no le gusta ser manejado por el instinto de dirección de Capricornio. Géminis es seco, no demasiado proclive a demostrar su cariño y puede pasar de la alegría al enojo en segundos, mientras Capricornio es muy exigente, requiere que estén a su altura y muy pocas veces Géminis podrá complacerlo. En cuanto a compatibilidad sexual, no tienen demasiada afinidad, y si el sexo no es bueno tal vez están juntos por las razones equivocadas.

GÉMINIS Y ACUARIO

Es sencillo cuando estos dos signos encuentran juntos la forma de mejorar el mundo. Están conectados porque comparten ideales de vida y sueños bastante similares. Pueden verse atraídos porque no es difícil caer bajo las garras de Acuario, seductor por naturaleza. El independiente Acuario aprecia las locas ideas de Géminis. Siempre y cuando reciba el espacio necesita, Acuario puede darle a Géminis la estabilidad que busca.

La compatibilidad en el amor entre estos dos signos puede ser excelente en ciertos aspectos, pero también complicarse en otros. Los Géminis suelen ser impacientes, problemáticos, secos y también necesitan encerrarse cuando tienen problemas, y Acuario a veces busca más en Géminis a un amigo que un amante, pero Géminis necesita más.

Géminis suele actuar mucho por curiosidad y conveniencia, y esto puede fastidiar profundamente a Acuario, quien tiene una personalidad fuerte y demanda más compromiso. Si Géminis es estrafalario, Acuario es el indicado y prosperarán juntos. Pero si ambos son demasiado serios o formales, pueden acabar por ahogar la relación. Abran su corazón a este amor y dejen que venga lo que venga.

GÉMINIS Y PISCIS

Ambos tienen una identidad constantemente cambiante, Piscis nunca se siente de la misma forma de un momento al otro, excepto en su devoción por Géminis, quien tiene más estados de ánimo que ningún otro signo, y si tantos cambios no les gustan, busquen su felicidad con otro signo.

Su compatibilidad en el amor puede llegar a funcionar en algunos aspectos, pero no es de las mejores. Lo más probable es que las cosas negativas lleguen a deteriorar la relación en poco tiempo, pues el carácter de ambos tiene muchas cosas en contra.

El drama y lágrimas de Piscis son reales y no sólo una actuación para mantener al seco Géminis interesado. Géminis suele ser muy sensual y seductor, tiene muchas zonas erógenas y fácilmente se enciende su deseo, además es mucho más libre y abierto hacia los demás, lo que termina irritando a Piscis, quien suele ser bastante celoso y hostil. Esto es determinante porque Géminis tiene su temperamento y puede terminar la relación ante cualquier inconveniente que no le agrade de Piscis.

SHARE
Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD