Timbiriche regresó al Auditorio Nacional con nostalgia y fiesta

Timbiriche regresó al Auditorio Nacional con nostalgia y fiesta
La fiesta comenzó de nueva cuenta para Timbiriche la noche del 8 de noviembre, cuando la banda integrada por Sasha, Benny, Erik, Mariana, Alix y Diego comenzó a reponer las presentaciones en el Coloso de Reforma después del terremoto del 19 de septiembre.

“¿Otra vez Timbiriche en el Auditorio Nacional? ¿Qué la gente no se cansa?”, dice un hombre de traje y corbata, en voz alta, afuera del Coloso de Reforma, mientras hace fila esperando un camión.

Adentro del inmueble, a las 20:45 horas del miércoles, quedó demostrado que, para las 10 mil personas que llenaron la sexta fecha de la banda, según organizadores (tras el parón por el terremoto del 19S), la fiebre por Timbiriche no para, como quedó demostrado en el concierto Estamos Unidos Mexicanos.

Timbiriche regresó al Auditorio Nacional con nostalgia y fiesta
Instagram

Tras la exhibición en las pantallas de “El ciclo”, la nueva canción del grupo, la gente se hizo un solo grito al ver por primera vez en el escenario a Alix, Erik, Sasha, Diego, Mariana y Benny.

“Timbiriche”, “Y la fiesta comenzó” y “Somos amigos” fueron las primeras canciones en sonar. En ese momento, ya nadie pudo permanecer sentado en su lugar. De pie, los fans seguían las letras y pasos de baile de sus ídolos.

Si de por sí ya se sentía una atmósfera cargada de nostalgia en el lugar, ésta se incrementó cuando en las pantallas del escenario (más de 25) apareció una breve semblanza de la banda.

Ésta fue conformada por imágenes de ellos cuando eran niños y adolescentes; y hasta clips de diversos conductores presentándolos, como René Casados (en XETU), Raúl Velasco (Siempre en domingo), Verónica Castro, Paco Stanley y más.

TIMBIRICHE SIGUE SIENDO UN FENÓMENO

Timbiriche regresó al Auditorio Nacional con nostalgia y fiesta
Instagram

La locura por la banda que comenzó hace más de tres décadas es un fenómeno que afecta a chicos y grandes y que continúa sin importar que no todos los integrantes originales se integraran a este reencuentro. Así quedó demostrado cuando Timbiriche interpretó sus versiones de Vaselina.

De inmediato, señoras de entre 35 y 50 años siguieron, algunas con más lentitud que otras, las coreografías del musical en sus butacas. Sus gritos llevaban destinatarios: Benny, quien iba disfrazado como Danny (John Travolta); y Sasha, quien encarnó a Sandy (Olivia Newton-John).

“¡Qué agasajo volver a sentirlos! Gracias por estar aquí”, dijo Sasha en la primera interacción de la noche.

Una publicación compartida de Anwar Roman (@anwaroman13) el

La intérprete aseguró que para cada uno de ellos, este regreso al Auditorio Nacional era diferente porque ahora son distintos, pero complementarios.

“Nos hemos dado cuenta de que la vida sí es mejor cantando”, afirmó la cantante.

Tras una serie de baladas, Diego demostró que la imagen de rockero le sigue acomodando, luego de cantar “Me pongo mal”. Y de inmediato, Erik llegó a hacerle competencia al poner a corear a todo el Auditorio “Ámame hasta con los dientes”.

Timbiriche se presentó en el Auditorio Nacional
Instagram

A lo largo de 35 años de trayectoria artística, Timbiriche realizó sus propias versiones de varios hits internacionales y en esta ocasión, reservaron un momento para recordarlos, como “Acelerar” (cover a “Dancing with myself”, de Generation X); “Globo azul” (versión de “99 luftballons”, de Nena), y “El baile del sapo” (tema titulado “Time Warp”, del musical El Show de Terror de Rocky).

Aunque muchas de las rolas fueron celebradas por toda la audiencia, fue el tema más joven, “Muriendo lento”, el que formó un coro monumental, en gran medida porque  Moderatto volvió a hacerlo un éxito al lado de Belinda.

“Buenas noches, Ciudad de México. Extrañaba tus besos y abrazos. ¡A México, que siempre se levanta!”,  mencionó Benny.

Con estas palabras, el músico interpretó “Mamá”, acompañado de una guitarra acústica, en medio del graderío de planta baja del Auditorio.

Una publicación compartida de Marco Meza (@marcomeza) el

“Para esta canción quiero que prendan las luces de sus celulares, para que representen la luz de las niñas, las mujeres, las amantes y las desaparecidas que nunca más regresarán”, agregó.

UNA NOCHE DE NOSTALGIA, FIESTA Y CLÁSICOS

Si Alix destacó al cantar “Mírame”, por sí sola; Mariana logró robarle la atención durante “Besos de ceniza”. Pero Diego fue el rey de la fiesta con “Tú y yo somos uno mismo”, tema en el que puso a las 10 mil personas a hacer su característico movimiento de brazos, popularizado gracias al video de dicho sencillo.

Una publicación compartida de Marco Meza (@marcomeza) el

A partir de ese momento, el concierto adquirió tintes de cualquier tipo de celebración, desde una boda, pasando por una graduación y hasta llegar a una reunión casual con amigos, gracias al repertorio final del espectáculo, conformado por “La vida es mejor cantando”, “Corro, vuelo, me acelero” y “Con todos menos conmigo”.

“Gracias por jugar a ser nosotros cuando estábamos chiquitos”, expresó Sasha, antes de “Juntos”, éxito que marcó su falsa salida de escena, a las 22:55 horas, la cual aprovecharon hasta para tomarse una selfie.

A las 23:10 horas, Timbiriche cantó “México” para despedirse y dejar la sensación de que para la banda ningún adiós es para siempre.

Comenta ahora

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD