Publicidad

'Lo único que pedía a Dios, ¡que no me llevara!': Alan Ramírez

Por: Espectáculos

27/07/16

'Lo único que pedía a Dios, ¡que no me llevara!': Alan Ramírez

Foto: Notimex

'Sentí que me empezó a arder la garganta, y al poner la mano sobre el cuello vi cómo empezó a salir sangre...', narra Alan Ramírez vocalista de Banda MS

Alan Ramírez, vocalista de Banda MS, narró en entrevista con la agencia Notimex sobre el momento en que recibió la bala en su cuello y en lo único que pensaba era que no quería morirse.

De acuerdo a lo contado por el cantante, al instante de salir del Auditorio Nacional, lugar donde se presentaron esa noche, escuchó algo que detonó muy fuerte.

"Mis compañeros empezaron a gritar y preguntar qué pasaba, todos se agacharon; yo sentí que me empezó a arder la garganta, y al poner la mano sobre el cuello vi cómo empezó a salir sangre, me dolió la lengua y se me empezó a entumir".

Tras desconocer quién los atacaba, llevaron a Alan al restaurante del hotel donde se hospedaban y trataron de detenerle la hemorragia; sin embargo, al saber que la ambulancia tardaría 20 minutos en llegar, su equipo decidió llevarlo en camioneta.

"Al llegar a la clínica ya me estaban esperando, me empezaron a intervenir y en 19 minutos me prepararon para operarme, la operación duró cuatro horas 20 minutos y te confieso que desde que escuché el detonante ese yo empecé a rezar, rezar mucho, luego en el hotel, y en la clínica, lo único que le pedía a Dios que no me llevara, tengo a mis hijos chiquitos, que por favor no me llevara y bendito Dios, mis rezos sirvieron y aquí estamos todavía".

Los doctores explicaron que la herida fue provocada por una esquirla de la bala, la cual no le hizo tanto daño, sólo lastimó a los nervios de la lengua, por eso la trae entumida, pero afortunadamente no le tocó alguna cuerda vocal.

También explicó que durante la operación, corría el riesgo de perder la vida, de hecho: "A mi esposa le hicieron firmar muchos papeles y ahora me cuenta que a ella le dijeron que por tanta sangre perdida, podía dejar de respirar, la operación fue muy complicada y el accidente que tuve fue algo muy fuerte.

"Ya cuando salí de esto, me dijo el doctor: 'Tú tienes un ángel que te cuida muchísimo y Diosito te quiere mucho', y pues creo que tiene razón, pues Dios me quiere mucho", comentó Alan.

1 de 2

Comentarios

IR ARRIBA